23 de octubre de 2008

La Montera Picona

Sidrería céntrica. Organiza espichas para grupos a partir de 15 personas. Zonas de fumadores y no fumadores.

Recomendable en plan picoteo, tienen una carta bastante amplia y algunos platos que al menos no son lo de siempre.

Nada recomendable las costillas, las he tomado dos veces y están muy secas.

Precio normal

La zona de fumadores es donde está la barra y es muy ruidosa, yo diría que demasiado.

En el comedor, o comedores, mejor dicho, ya que son como tres más pequeños, no se puede fumar aunque me imagino que si vas en plan espicha y cierran uno para vosotros sí.

Tiene muy buena pinta la zona de espichas, tienen una imitación de tonel incrustado en la pared, con escanciador automático. De todas formas, y esto lo digo de oídas, dicen que el menú de espicha es muy normalillo tirando a no muy bueno.


Saavedra, 333208 GIJON - ASTURIAS
Tel: 984 490 210

5 de agosto de 2008

Las Delicias: Manos arriba, esto es un atraco

Como se desprende del título, esto más que crónica es denuncia. Quiero describir la puñalada que recibieron mis padres recientemente en su cena de aniversario, en el remozado Restaurante Las Delicias. Afortunadamente la hoja fue a clavarse en la cartera de mi padre; lástima el estado en que quedó la tarjeta, que se llevó la peor parte.

Como hay cosas que hablan por sí mismas, me dejo de literatura y paso a transcribir fielmente la comanda:

PLATO JAMON IBÉRICO: 30 EUR
MERLUZA CON ALMEJAS: 34 EUR
LUBINA ASADA: 34 EUR
BROWNIE CHOCOLATE: 9 EUR

Hasta aquí las agresiones más alevosas. Sumadle los pequeños pinchazos (pan, agua, copa de albariño, cafés, copa de whisky) que revelan ensañamiento y tendremos la bonita cifra de 138 EUR, por una cena para dos personas, perfectamente normalita (un par de platos de pescado y un entrante de jamón, con un postre para una persona), sin apenas vino (dos copas de albariño), en un sitio sin mayor renombre gastronómico (es un histórico de Gijón, pero nada más).

En fin, espero que las inexorables leyes de la oferta y la demanda hagan bien su trabajo y dejen pronto libre el solar, algo de provecho se hará con él.

20 de marzo de 2008

Restaurante Topolino

El Topolino pertenece a los mismos dueños de toda la vida pero actualmente

 lo llevan los hijos del propietario, los cuales han querido dar al Restaurante un toque moderno.


Para mi es el mejor sitio de pinchos de Gijón a años luz de los demás


En general se come bastante bien pero lo que está muy bien son los menús del día. Por semana son 12€ (los fines de semana no se lo que cuesta).


Platos reseñables: ensalada de vieras y langostinos, los arroces melosos,

 el pulpo, los postres (sobre todo el semifrío de chocolate).


Para los que no saben donde está: esquina de Doctor Hurlé con el muro. 


Os pongo algunos pinchos para saber que os espera.

Teléfono: 985131759

23 de diciembre de 2007

Casa Pando, Infiesto

Una sidrería típica con un sensacional menú del día por 7 ó 12 Euros (festivos), en plan comida casera. En mi caso fui un festivo, el menú consistió en 3 platos (sopa de marisco, fabada y cachopo), postre casero riquísimo (flan de queso) y sidra (no incluida en el menú). Precio final de la comanda: 28 Euros (12€ x 2 + una botella de sidra y un par de cafés).

Reseñar un detallazo que habla muy bien del servicio que tienen: los que vais por ahí con críos pequeños sabréis que en muchos sitios no te aceptan pedir un menú solo para que los niños compartan, de ahí que sueles tener que pedir alguna ración extra que siempre queda en el plato casi íntegra. Pues bien: aquí no sólo lo permiten, sino que lo primero que nos dijeron es que con 2 menús (los de los adultos) teníamos de sobra para todos. Por supuesto, acertó, porque todo era muy abundante.
Ficha técnica:
Sidrería Pando, Infiesto
Cómo llegar: al final de la calle principal de Infiesto.
Teléfono: 985711890

24 de octubre de 2006

LA COFRADIA - RINLO

Hola, al fin puedo escribir algo de mis excelsas experiencias gastronómicas en esta terra galega.

"La Cofradía"

Es el auténtico bareto de pescadores, en el puerto de un pequeñísimo pueblo a unos 5 km de Ribadeo carretera de La Coruña.

Su arroz con Bugre es sencillamente, espectacular, excelso, increible, acojonante, delicioso, brutal, un auténtico orgasmo gustativo. Es plato único, no tienen mariconadas de ningún tipo, ni entrantes estúpidos, platitos de pescado ni chorradas similares, allí se va a lo que se va, a comer arroz con bugre. hay que llamar para reservar y decir la hora exacta a la que se va a comer, porque a la hora que digas tendrás la pota encima de la mesa, pota en sentido estricto, de esas antiguas como de lata, me estan dando ganas de llorar al acordarme, para mi y para varios compañeros/as de curro conlos que hemos ido es sencillamente..................................

Aquí dejo los datos por si alguien está interesado en probarlo:

Bar "La cofradía"
Localidad: Rinlo
tfno: 982-123-007
www.cofradiaderinlo.com (me estrañaría que funcionase)
Precio, unos 25-30 € por persona.

Seguiremos informado, porque veo el foro muy, muy, my muerto.

Arriba España
Volveremos

23 de septiembre de 2006

Casa Pipa en Villaviciosa

Villaviciosa se está convirtiendo poco a poco en el concejo con más chigres y restaurantes interesantes por habitante. Tazones y mariscos aparte, cada vez hay más sitios curiosos, con cocina moderna, platos con descripciones curradas y cartas de vinos muy cuidadas.

Sólo mencionar dos sitios que conozco de primera mano: La Bolera del Peque y Casa Pipa. De La Bolera no puedo concretar mucho porque fui hace tiempo (corría el año III A.G., esto es, Antes de Gourmateur ;-), pero recuerdo la gratísima impresión que me dejó por todos los aspectos importantes de un restaurante: local, precio, calidad y atención al cliente (no necesariamente por este orden).

A Casa Pipa fui hace poco, recomendado por el impronunciable FMMO, que podrá corroborar y matizar mis apreciaciones. Me encantó la personalidad del local, es un comedor cuadrado y diáfano, sin tabiques ni recovecos, decorado de la forma más ecléctica que te puedas imaginar con pinturas, pósters y figuras de multitud de estilos: un paisaje tipo-Cezanne al lado de "algo" que recuerda a Miró, pegado a un par de bocetos que parecen de Picasso, junto a una litografía que uno diría de Chillida... y todo así, salpicado por todas partes de trabajos artísticos de -creo- la madre de la señora que ahora lleva el restaurante. Pero ya se sabe que el todo es más que la suma de las partes, porque el conjunto resulta muy acogedor, y eso cuando estás en un restaurante vale más que cualquier crítica de arte de tres al cuarto -que en eso se está convirtiendo esta crónica.

De lo que importa de verdad, sólo puedo hablar maravillas, por variedad, calidad y originalidad, especialmente en las entradas. Como éramos sólo dos, con la idea de probar la mayor cantidad de cosas posible optamos por pedir sólo entradas: revuelto de morcilla con manzana (impresionante), foie fresco con pisto (sin palabras) y cachopines en salsa (sorprendentes, porque eran de carne asada en lugar del típico filete, aunque no a la altura del resto). De postre, una maravilla casera a base de chocolate.

Evidentemente, el precio no es el de un McDonald's: salimos a unos 50 Euros la pareja, sin pasarnos con el vino (un Cune Crianza a 10 Euros la botella). Pero merece la pena.

Para la ficha tésnica:

Restaurante Casa Pipa
c/ Pedro Pidal Arroyo, 8 - Bajo (según entras en la Villa, a mano derecha, en dirección a San Salvador de Valdediós)
Tfno. 985 890 259

21 de septiembre de 2006

"El LLagar de Cabueñes". Algunas cosas sí que mejoran.

Todos los gijoneses conocemos en mayor o menor medida este sitio, máxime cuando en sus primeros años suponía uno de los primeros merenderos con decoración rústica, en línea con la tendencia mantenida en los últimos años por las sidrerías asturianas de nueva factura, combinando modernidad y tradición.

Tras unos años sin pisarlo, pues algún día se subieron a la parra, lo redescubrí el pasado sábado. Buscando un merendero para picar las consabidas tortillas y calamares y salir del paso, nos encontramos de frente con "El Llagar de Cabueñes" y su zona al aire libre....que carajo! como es sábado vamos a estirar un poco la cartera!

Grata sorpresa al ver la carta. Perfecta unión entre tapeo y platos elaborados, con un estupendo olor a parrilla de leña de fondo. Y más grata aún al llegar la cuenta: para comer dos personas, 1 de tortos con picadillo, 1 de chuletinas de cordero, sidra, agua, cafes, etc = 28 eurazos.

Muchos hosteleros deberían visitar a estos colegas, y replantearse su negocio.Raciones amplias, elaboradas, bien presentadas, y en un entorno al más puro estilo Terrastur-Gascona, pero en las afueras de Gijón. Arbolitos y caleyas a 5 minutos de Gijón, en un restaurante-merendero que para mi pasa a ser referencia directa cuando haya que llevar a comer a turistas y visitantes.